Cómo armar un plan de negocios (Parte II)

Continuamos con el desarrollo de los distintos apartados que componen un plan de negocios, en el marco de un análisis que resultará vital a la hora de encarar cualquier emprendimiento.

Plan de Negocios

Es importante comprender con exactitud el concepto de cada una de las secciones, para que luego a la hora de desarrollar nuestro plan de negocios lo hagamos con solvencia y utilicemos la información realmente relevante.

En esta entrega desarrollaremos las secciones Análisis e investigación de mercado, Análisis FODA, Estudio de la competencia y Estrategia, siempre de acuerdo al esquema elaborado en la primera parte de este informe:

Análisis e investigación de mercado

Para entender la importancia de este apartado podemos comenzar indicando que, sin dudas, uno de los errores más graves que pueden cometerse a la hora de lanzar un producto o servicio es no conocer en profundidad el mercado en el cual se insertará el mismo.

Por lo tanto, la investigación del mercado es clave para conocer la oferta existente en nuestro rubro, o sea aquellos profesionales o empresas que ofrecen lo mismo que nosotros queremos comercializar en nuestro radio de acción y las características de su negocio.

También nos permitirá descubrir

la demanda, o sea el perfil de consumidores que podrán estar interesados en nuestro producto o servicio, como así también su cantidad, ubicación, etc.

El análisis e investigación de mercado debe reflejar una parte importante de la información que contiene un plan de negocios, sobre todo el mercado potencial a abarcar, las demandas específicas de los consumidores a satisfacer, los precios que podrán manejarse de acuerdo al público-objetivo y la cantidad de posibles clientes de nuestro producto o servicio, entre otros factores.

Análisis FODA

El análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) es una herramienta estratégica de gran importancia, que se emplea para determinar la situación actual de una empresa o emprendimiento. Permite identificar las amenazas y oportunidades que surgen del análisis del entorno y las fortalezas y debilidades de carácter interno.

Para poder aprovechar las oportunidades y contrarrestar las amenazas que surgen del contexto, como así también superar las debilidades y optimizar las fortalezas internas es necesario considerar distintas cuestiones.

A nivel externo (oportunidades y amenazas):

  • Competidores de nuestro producto o servicio
  • Tendencias del mercado.
  • Impacto de la globalización y los competidores internacionales sobre nuestro proyecto
  • Factores de política económica, aspectos legales, condiciones tecnológicas y cualquier otra cuestión que pueda afectar al mercado en el cual se insertará el emprendimiento.

A nivel interno (fortalezas y debilidades):

  • Calidad y cantidad de recursos disponibles
  • Capacidad para satisfacer las necesidades de los consumidores
  • Eficiencia que puede alcanzarse en nuestras acciones.

Por otro lado, deben estudiarse e identificarse las debilidades a corregir, como así también los factores externos e internos que pueden ser riesgosos para el desarrollo exitoso del proyecto. Al mismo tiempo, hay que analizar cómo se podrán afrontar esos inconvenientes. En otro orden, también será vital identificar aquellas oportunidades que puedan favorecer al emprendimiento, descubriendo formas para aprovecharlas en mayor medida.

Estudio de la competencia

¿Qué será necesario analizar en este punto?. Básicamente estas cuestiones:

  • Competidores existentes en la actualidad
  • Comparación de los mismos de acuerdo a las ventas, precios, cuota de mercado que ocupan, posicionamiento, público-objetivo al que apuntan, esquema de distribución de sus productos, etc.
  • Estrategias de marketing aplicadas por los competidores, segmento del público al que se dirigen
  • Análisis de las fortalezas y debilidades de cada competidor
  • ¿Existe algún tipo de ventaja competitiva de nuestro producto o servicio con relación a los competidores?
  • ¿Qué medidas podrán tomar los competidores ante el lanzamiento de nuestro proyecto?.


Estrategia

La planeación estratégica empresarial es el proceso de diseño de estrategias que nos permitirán adaptar nuestro proyecto a las condiciones cambiantes del mercado, como así también lograr acceder al mismo y posicionarnos con cierta seguridad.

Las estrategias deben estar directamente relacionadas con las necesidades a satisfacer en el público-objetivo de nuestro emprendimiento.

Frente a un contexto en el cual la creatividad, la tecnología y el conocimiento son vitales, nuestras estrategias deben ser lo suficientemente creativas como para impactar positivamente en el mercado.

El plan estratégico debe considerar distintos factores, como por ejemplo:

  • Características actuales del negocio y planteamiento hacia el futuro
  • Posición estratégica actual del emprendimiento
  • Riesgos que ofrece el mercado
  • Oportunidades de negocios que pueden vislumbrarse
  • Acciones a desarrollar para cumplir los objetivos planteados al comenzar el proyecto
  • Desarrollar instrumentos que permitan realizar operaciones más eficaces, económicas y de mayor calidad en el día a día del proyecto
  • Pensar la forma de asignar los recursos disponibles hacia los factores críticos de éxito para el proyecto
  • Instrumentar estrategias para incrementar las ventas, aumentar la productividad del personal y mejorar los servicios
  • Definir la forma en la que se cubrirán las necesidades futuras de financiamiento.

En la tercera y última parte de este informe completaremos las secciones restantes del plan de negocios.

Continúa leyendo la parte 3 de la serie Cómo armar tu plan de negocios.

Vuelve a leer la parte 1

Comentar