Entrevista al profesor Bird - Autor del libro de Fenómenos de Transporte

El profesor Robert Byron Bird es uno del los autores del famoso libro “Fenómenos de Transporte” (junto a Warren Stewart y Edwin Lightfoot), que se convirtió en un clásico en la enseñanza de ingeniería química. Es autor de muchos otros libros y artículos.

Robert Byron Bird

En esta nota compartimos una entrevista realizada al profesor Bird en 2010 y unos breves comentarios sobre él y la reología en la Universidad de Wisconsin, Madison. Esta nota fue publicada en el boletín “On these foundations” del departamento de Ingeniería Química y Biológica de la Universidad de Wisconsin- Madison, en su edición del verano de 2010.

Preguntas y Respuestas con Bob Bird

Bob se jubiló de la facultad en 1992, pero todavía se lo puede encontrar en su oficina departamental la mayoría de los días. El Profesor Manos Mavrikakis de la Universidad de Wisconsin lo entrevistó recientemente para captar algunas reflexiones de su carrera y éxito como ingeniero químico.

¿Puede contarnos sobre algunos de los principales acontecimientos de su carrera?

R: Bueno, creo que probablemente el primer acontecimiento fue la decisión después de la Segunda Guerra Mundial, de no regresar a la Universidad de Maryland donde empecé mis estudios universitarios. Decidí asistir a la Universidad de Illinois, porque allí tenían un departamento de ingeniería química mucho más grande y desarrollado. El segundo acontecimiento fue tomar la decisión de cambiar de química a ingeniería química al final de mis estudios de pregrado, y luego venir acá a la Universidad de Wisconsin a trabajar con Joe Hirschfelder en el departamento de química para obtener un doctorado.

Después de obtener mi doctorado decidí ir a Holanda y estudiar con Jan de Boer en el Instituto de Física Teórica. Y esto también fue un acontecimiento importante. De allí regresé a Madison y trabajé con Joe Hirschfelder y Chuck Curtiss en el libro “The Molecular Theory of Gases and Liquids”, (La teoría molecular de gases y líquidos) que, como sabrá, es un libro bastante famoso. Entonces fui a Cornell a dar clases como profesor asistente en química. Pero en el 1 de abril en el año siguiente, recibí una invitación De Olaf Hougen para regresar a Madison. Al principio, no lo tomé en serio. Pensé que alguien me estaba jugando una broma por el Día de los Inocentes. (1 de abril en Estados Unidos) Así que ignoré el telegrama que me llegó, y finalmente recibí una llamada de Joe Hirschfelder diciendo que yo debía contestar al telegrama de Olaf. Entonces lo hice, y tuve que tomar la difícil decisión de regresar acá o quedarme en química en Cornell. Y esa fue una decisión muy difícil de tomar. Pero finalmente decidí que quise regresar al Medio Oeste. Me gustó más el estilo de vida de aquí. Y después, por supuesto yo estaba muy feliz aquí. Y luego tomé otra decisión de regresar a Holanda en 1958 al laboratorio de Kramer. Y entonces en 1962 fui a Japón con una beca Fullbright. Esas fueron las mayores decisiones de mi carrera.

¿Cuál considera que es su contribución más importante a la ciencia e ingeniería?

R: Probablemente la producción del libro Transport Phenomena (Fenómenos de transporte)

.

¿Simplemente decidieron un día que había la necesidad del libro, o su origen fue menos definido?

R: En los años 50, en muchos lugares de Estados Unidos, se tenía la idea de que podía mejorar la enseñanza de ingeniería química a través un curso de fenómeno de transporte, o procesos de cambio (rate processes) como se los llamaba en aquel entonces. En esa época habían muchos que empezaron a escribir libros aproximadamente al mismo tiempo que nosotros. Nosotros fuimos los primeros en publicar un libro terminado, y eso ayudó.

Al año siguiente, salió un libro del departamento de Ingeniería Mecánica del MIT (Massachusetts Institute of Technology) en el cual anunciaron que hacía 15 años que venían enseñando ese material. Por eso pensé que no hubo un solo momento en que este tema salió a la escena abruptamente. Había estado cocinándose por algún tiempo, y era natural que ocurriera. El ASEE tuvo un comité tratando de formular una planificación del curso de fenómenos de transporte. No me había enterado de eso hasta que nuestro libro fuera publicado. Pero alguien me dijo que este comité había estado trabajando como loco en el tema. Pero esto demuestra que los comités no son la mejor forma de que las cosas se hagan.

¿Cuál es su receta personal para éxito profesional?

R: Bueno, en primer lugar, hay que tener entusiasmo por el trabajo. Eso es número uno. Segundo, hay que tener la voluntad de trabajar muy duro. Porque si no se tiene eso, no se va a poder hacer nada. Esas son ciertamente las dos cosas más importantes:-entusiasmo y trabajo duro.

¿Cuál es el valor de la interacción entre industria y universidad?

R: Cada grupo puede aprender del otro. Los académicos pueden aprender al ver problemas que necesitan resolverse. Y la gente de la industria puede ver que problemas han sido resueltos por la gente de la universidad. Los académicos en general están más actualizados con respecto a la literatura de investigación, pero la gente de la industria sabe mucho más sobre qué problemas hay que atacar. Así que los dos grupos realmente se necesitan el uno al otro.

¿Si usted pudiera empezar de nuevo, seguiría en ingeniería química?

R: Optaría de nuevo por ingeniería química debido a la diversidad de temas que esta carrera abarca. Y es también, si puedo decir, uno de los departamentos donde se hace más fácil cambiar de área. Es muy fácil pasar de ingeniería química a física, a química, a bioquímica, o a ingeniería mecánica. Incluso hemos tenido a dos egresados que se han dedicado a la teología. No reología, sino teología. La medicina es otra posibilidad. Hemos tenido una cantidad de gente que se ha cambiado de ingeniería química a medicina.

¿Cómo se sostiene su salud mental y vigor hoy en día?

R: Creo que para mantenerse vivo es importante leer una gran variedad de material. Les he dicho a muchas personas que creo que uno debería leer un libro que no es técnico cada mes durante su carrera entera. Por mucho tiempo no lo hice, pero luego empecé a darme cuenta de que me hacía falta. Creo que, particularmente, uno debería leer biografías o autobiografías de personas famosas en su propia carrera y también de afuera de su propia carrera. Porque eso nos da perspectiva, nos da ideas de cómo dar forma a nuestra carrera, o nuestra vida.

Adjunto se encuentra el PDF con la entrevista completa. Para más datos recomiendo visitar su página web: http://www.engr.wisc.edu/che/faculty/bird_byron.html

AdjuntoTamaño
Icono PDF Bird.pdf682.35 KB

Hay 2 comentarios

Muy interesante.

Muchos estudiantes algunas veces pensamos que los libros se han creados solos, que siempre han estado ahí y no nos percatamos que hay una historia detrás de ellos, que existe un grupo de personas que ha dedicado parte de su vida a hacerlo y con mucho esfuerzo. Cuando leí el libro del profesor Bird por primera vez me era muy difícil comprender todo lo que allí decía, esto pues es algo avanzado, nunca antes visto para los estudiantes de ingeniería química, pero ahora que estoy más adentro de mi carrera me doy cuenta que es un excelente libro para el diseño y comprensión de los fenómenos de transporte.

Wilson Ariel Martínez Ruiz
Estudiante Ingeniería Química
Universidad Nacional de Colombia sede Medellín

Wilson Ariel Martínez Ruiz
Estudiante Ingeniería Química
Universidad Nacional de Colombia sede Medellín

La verdad que este libro tiene una belleza indescriptible, al principio parece tosco, agrio , pero cuando uno se empapa en la temática, halla la poesía del transporte en el, sinceramente excepcional libro.
UTNFRRG Ing.Quimica

Comentar